Francis Dávila: “Busco el balance entre mi carrera y la educación de mis hijos”

 

Desde hace dos años es uno de los DJ más populares de la escena nacional, vive inmerso en su música y en su hogar. Sus dos bebés (gemelos) son parte de su vida, presentes incluso cuando está frente a las tornamesas y su público.

Por: Jorge Sierra/LOCAL TIMES
Fotografía: Audrey de Gámez, Audrey Profile Studio

“Yo creo que ser papá es algo complejo, teniendo la profesión que tengás”, dice con una sonrisa el DJ y productor Francis Dávila. Y la sonrisa con un punto de ironía es porque en ese momento almuerza y al mismo tiempo atiende los reclamos de su pequeño Nicolás, gemelo de Doménica. Ambos de dos años. Dávila sabe de su compromiso paternal y lo asume con madurez. A lo largo de la conversación denota ese sentido construido desde que se estrenó como papá. Y como lo notará en esta entrevista, mantenida al mediodía en su hogar para hablar de esa otra tarea que se acentúa en la celebración del Día del Padre, y en su caso, lejos de las luces LED, tornamesas, cajas gigantes de amplificación, tarimas y grandes públicos.

Su popularidad

Hay que recordar que Dávila dio a conocer hace tres semanas su nuevo single Everytime, con la voz del californiano Grant Genzke, que goza ya de más de cincuenta mil vistas en YouTube, siempre en ese estilo EDM y el mismo que le ha llevado en varias ocasiones a situarse en la lista de los 100 DJ más populares del mundo, de acuerdo a la revista británica DJ Mag, y a presentarse en países como Colombia, EE. UU., México, Bolivia e, incluso, la India. En este año, el guatemalteco lanzó dos temas más: Rise y We can be anything, acompañados de una producción visual muy cuidada y moderna.

Volviendo al tema, Dávila dice: “Para el padre presente, responsable, ser padre es complejo. Cuando se es músico, la vida tiene ciertas gracias que no tienen las demás profesiones. Hay que tener una pareja que te apoye y te comprenda, que viva también la misma pasión que se tiene por la música. Que no cambie. Porque hay muchos colegas que de novios él o ella es una estrella y después de esposos, es otra historia”.

Los viajes

Según el músico, contar con una pareja comprensiva y que apoya permite que la tarea de padre sea más sencilla y fácil. “Dependiendo también de qué tan activo seas en tu carrera artística. Yo que viajo es un poco más complejo, porque nos tenemos que organizar de una manera que ella pueda cuidar a los niños y tenga la ayuda necesaria porque cuidar dos niños es cansado, es agotador e incluso afecta tu ánimo”. Mientras Dávila habla, sigue lidiando con los caprichos constantes de Nicolás. Pero continúa: “Incluso menoscaba también el desempeño de tus actividades, pero por suerte mi esposa es bastante comprensiva y me apoya”.

A diferencia de muchos ejecutivos que suelen confiar el cuidado de sus hijos a personas ajenas a la familia, el DJ piensa: “He estado en la búsqueda de un balance entre mis actividades y la crianza y educación de mis hijos. Uno podría confiar esa crianza o incluso educación a otra persona, pero en mi opinión, con eso ya dejan de ser tus hijos”.

Edad delicada

El DJ y productor reconoce que estos años son importantes para los bebés, sino es que decisivos, en su formación. “Querer ofrecer dedicación y educación en la adolescencia, para mí, ya no tiene sentido. En mi caso, en estos dos años me he dedicado a ellos, jugamos, oímos música, tocamos instrumentos, vemos películas, salimos a caminar, etcétera. Y es diferente cuando otra persona es la que lo hace”, afirma.

Al preguntarle sobre si los ha involucrado en sus actividades (conciertos, viajes), dice que por el momento no, porque todavía están muy pequeños y puede ser peligroso. Quizá solo dos veces lo ha hecho, aprovechando para después del compromiso disfrutar de vacaciones. En cambio muestra entusiasmo cuando habla sobre la introducción que les ha hecho a la música. “Desde que supe que mi esposa estaba embarazada me preocupé mucho. No porque yo sea una persona prejuiciosa y que tus hijos paren escuchando cualquier tipo de música sino porque yo desde muy joven viví fascinado con ciertas agrupaciones y cierto estilo. Entonces cuando supe de su embarazo yo había comprado la colección Rockabye baby! Que tiene Led Zeppelin, AC/DC, y entonces todas las noches escuchaban eso. Y fijate que cuando ellos nacieron les poníamos esa música y se calmaban. Es bien interesante el efecto que puede tener la música. Así entendí los efectos que puede tener. Son más grandes de lo que uno se puede imaginar”.

Kid music

Hoy cuenta que si a sus hijos se les pone Prince, y si se les preguntan dicen el nombre del artista, lo mismo ocurre con The Beatles. En el momento de la charla, Doménica lucía una playera negra con la imagen de The Beatles, le pregunté quiénes eran y me dio su nombre. Escuchábamos un track de Yellow Submarine, y lo mismo, Doménica dijo qué grupo era. Dávila les comparte toda esa música, pero también reconoce que, no trata de bombardearlos con tanta información, “porque son muy pequeños”.

¿Cómo te visualizas en unos diez años? “Me visualizo haciendo lo mismo”, dice el joven DJ. “Seguir haciendo música, presentarme en vivo. Te puedo decir que involucrarme en más proyectos porque cuando ellos estén más grandes, voy a tener más tiempo”.

Dueño de los hijos

Comprender que al final de cuentas los hijos no nos pertenecen, sino que uno acaba siendo un facilitador para que ellos se desarrollen y se realicen en la vida, es algo que el artista reconoce que son cosas que forman parte del proceso de ser papá. “La verdad es que a veces uno piensa que los hijos son de uno”.

“Yo creo que ser papá es algo complejo, teniendo la profesión que tengás” 

Francis Dávila

Surge en esta charla una revelación inesperada, de competencia profesional. “Lo que he empezado a sentir ahora es que cuando sos artista o músico y sos papá, influye mucho en tu relación con el público. Empezás a tener otro tipo de público que tiene otros intereses. Es decir, tengo un público más adulto, más maduro que tal vez está más inclinado a la apreciación de la música porque tal vez ya no soy el modelo del artista pop. De esa forma, uno como que empieza a darse cuenta de que tiene un público más amplio y que entiende la música de otra manera”.

Control interior

Otro aspecto desarrollado del que se sorprende y que se pone en juego en las relaciones interpersonales es: la calma. “El control es una ciencia china”, dice, y añade: “Te tenés que controlar, por ejemplo, porque en verdad a veces dan ganas de darles una nalgada. Es duro, pero uno va agarrando la onda. Menos mal que me viniste a ver en plena tarea”, dice. Y es evidente.

Por último, admite que aun en plenas presentaciones, ante sus tornamesas y su público, siempre piensa en ellos, en su esposa. “Siempre es así”, asegura. Para terminar, le pregunto cómo va a celebrar ese día, y el DJ dice, con el bebé ya durmiendo en sus brazos: “No tengo ningún plan, pero seguramente la pasaré todo el día con ellos”.

“Cuando se es músico, la vida tiene ciertas gracias que no tienen las demás profesiones. Hay que tener una pareja que te apoye y te comprenda, que viva también la misma pasión que se tiene por la música”.

Francis Dávila dio a conocer hace tres semanas su nuevo single Everytime, con la voz del californiano Grant Genzke, ya tiene más de 50 mil vistas en YouTube.

Compartir