André Gámez: “Ser músico es mi hobby y la ingeniería es mi profesión”

La escena musical local continúa en constante evolución desde aquel diciembre de 1994, cuando se dio por primera vez en la historia de Guatemala un concierto con más de 10 bandas nacionales: Libertad de Expresión ¡Ya!, en la desaparecida Plaza de Toros de la zona 13, donde una de las bandas que atrajeron la atención fue Piedras Negras. Ahora, la segunda generación de estos músicos está elaborando nuevas propuestas, se trata de André Gámez, ingeniero de audio, productor de música, músico, compositor y escritor de canciones, quien nos habla de sus propuestas e inquietudes para la escena local desde el Intergalactic Soundsystem.

“Lo que más me llena es el blues y el jazz, soy un pretendiente a jazzista porque es una música muy elaborada”, dice Andre.

Por Adrián Velásquez/LOCAL TIMES/ Fotos de Jennifer de Gámez

Intergalactic Soundsystem es el nombre de un estudio de grabación profesional ubicado en una vivienda de Vista Hermosa, zona 15. Destacan los equipos análogos en contraste con lo digital, desde aquí opera André Gámez, de 30 años. ¿Cómo iniciaste en esta profesión?

 -Mis papás y mis tíos son músicos, crecí en este ambiente. Mi papá es Francisco Gámez, es mercadólogo y publicista, pero un músico apasionado. Álvaro y Javier Gámez, mis tíos, tenían una banda en los noventa que se llamaba Piedras Negras, a mis 10 años ya estaba tocando guitara y haciendo proyectos, me desarrollé como músico toda mi adolescencia, hasta el punto de querer grabar y tener algo para que la gente lo escuchara.

¿Cómo te nace la idea de emprender la profesión de ingeniero de audio?

-Nunca estuve conforme con el trabajo que nos daban, sonaba bien, pero no era el sonido que yo tenía en mi cabeza. Para alimentar ese sonido que yo quería realizar empecé a empaparme sobre las grabaciones de audio y hasta que finalmente se me dio la oportunidad de ir a estudiar ingeniería de sonido a Los Ángeles. En ese momento la música se había vuelto algo serio en mi vida, no me llama la atención estudiar otras carreras, cuando estudié en los Ángeles fue la transformación de músico a ingeniero y me enamoré de ello.

¿Se puede vivir en Guatemala como ingeniero de audio?

-Sí. Pero es bien complicado y sacrificado. Haciendo producciones para publicidad se pueden pagar las cuentas, pero como músico se necesita estar muy activo, casi tocar todas las noches para pagar las cuentas.

¿A quiénes les has producido sus discos?

-He tenido el gran privilegio de trabajar con muchísimos artistas, hoy en día hay más propuestas frescas de las que había antes. En el pasado existían unas siete bandas que estaban echando punta diariamente con tal de salir. Actualmente hay tal cantidad de proyectos, la música popular ya no es el formato tradicional que siguen los jóvenes, todas las bandas vienen buscando algo: “Queremos algo nuevo”, “queremos ser una propuesta nueva”, “queremos salir del formato tradicional que existe”; en la generación de músicos de hoy, se está buscando el concepto no tradicional. Hay muy buenas propuestas.

Recibí clases de guitarra cuando tenía cinco años, las dejé; a los 10 las retomé. De manera empírica he aprendido a tocar otros instrumentos, pero la guitarra es mi fuerte y fue mi introducción a la música”, Andre Gámez.

¿Cuánto tiempo se le dedica a un grupo para hacer un disco y cuál es la mecánica?

-Regularmente me contactan por mi página de Facebook, preguntándome costos de grabación por un tema. Yo tengo un método de trabajo, no me gusta dar una tarifa y hacer la labor. Me gusta involucrarme con el artista y saber qué es lo que quiere: me escriben, me reúno, les enseño el estudio y les digo mi perspectiva como ingeniero, cada ingeniero tiene fortalezas y debilidades, si estamos como en una misma página con el artista, empezamos a trabajar. El tiempo que se toma para la grabación depende de la disponibilidad de los artistas, por ejemplo, he grabado un disco en seis meses con una banda, con otra me he tardado dos años, con otra grabamos un tema en una semana, es variado, depende del tiempo que tenga el músico, generalmente los músicos son de hobby, trabajan en el día y solo pueden venir a grabar de siete a nueve de la noche. Más que nada me buscan por referencia de un trabajo que he hecho.

¿Intergalactic Soundsystem desde cuándo funciona?

-Tiene tres años de estar formalmente registrada como empresa. Trabajando con audio, tengo unos 10 años. La carrera de ingeniero de audio duraba dos años y yo la saqué en uno. Aprendimos cómo grabar, técnicas de microfonía, electrónica, qué hay detrás de las consolas, técnicas para mezclar el sonido, que las cosas que se graben se escuchen bien, que se puedan adecuar, la manera de organizar las pistas, desde conceptos básicos hasta entregar un trabajo final a un cliente.

André Gámez escucha a: “New Cast, es como rock electrónico. The Aristocrats, que es fusión y jazz progresivo. Alti Monkeys, que es rock and roll. Black Keys, que es blues, rock, de todo. Soy de coleccionar música.

Primero músico y después ingeniero…

¿Cómo fue tu carrera como músico?

-A los 15 años armé una banda que se llamaba Dos X Uno, estaba en tercero básico, le abríamos a Viento en Contra, a Malacates, eran las bandas fuertes del momento, no tenía ni la edad para entrar a bares pero ya tocaba en esos lugares abriéndoles a bandas con más nombre. A los 17 armé otra que se llamaba Punis, duró muy poco tiempo pero tuvimos abiertas las puertas con otras bandas de renombre como el Clubo; a los 19 formé República, fueron siete años, 600 presentaciones, tocamos en México, en Los Ángeles, sacamos varios discos y actualmente estoy en Filoxera. Es una parte de mí ser un músico activo. Ser músico es hobby y la ingeniería es mi profesión.

¿Cómo ves el futuro de la música, qué va a predominar?

-Una cosa es la realidad y otra lo que uno quiere. Yo quisiera que siempre hubiera música orgánica, digámosle así, que requiera de varios seres humanos ejecutando un instrumento. Ahora qué pienso de qué va a pasar, que va a haber muchísimo mercado para DJ, de gente haciendo música con sus computadoras, presentándose solos, apachando botones, hoy ya existe, y va a tener más fuerza. Creo que siempre va a existir música de bandas. Poco a poco está regresando esto de los vinilos, hay tendencias viejas que están agarrando fuerza de nuevo. Va a haber una influencia fuerte de todo lo digital e individuales pero siempre va a existir la banda tradicional.

“Para este trabajo, si no te apasiona lo dejas, es sacrificado. Para llegar a este punto es porque me volví loco con el trabajo”. A.G

Compartir