El estreno: “3 Anuncios por un crimen”, muerte, violencia de género e intolerancia

Discípulo sin título de Quentin Tarantino y los hermanos Coen, el director de Escondidos en Brujas y Sie7e psicópatas da el gran salto con un thriller moral tan inteligente como inquietante sostenido por un elenco brillante. 

Woody Harrelson and Sam Rockwell in the film THREE BILLBOARDS OUTSIDE EBBING, MISSOURI.
Photo courtesy of Fox Searchlight Pictures. © 2017 Twentieth Century Fox Film Corporation All Rights Reserved

Servicios/elTimes

No resulta fácil pararse frente a una película como 3 anuncios por un crimen, gran favorita de la crítica internacional (viene de ganar cuatro Globos de Oro, incluyendo mejor película dramática y mejor guion, además de ser ampliamente elogiada) y del público (obtuvo el reconocimiento de la audiencia en los festivales de San Sebastián y Toronto). Y es, claramente, una gran favorita para los Oscar que se entregarán el 4 de marzo.

Se trata de una película incómoda, tanto por los temas que aborda (la muerte de una hija, la violencia de género, el odio, la empatía, la intolerancia, la justicia por mano propia) como por las conductas morales de sus personajes.

Lucas Hedges and Frances McDormand in the film THREE BILLBOARDS OUTSIDE EBBING, MISSOURI.
Photo by Merrick Morton. © 2017 Twentieth Century Fox Film Corporation All Rights Reserved

La tercera película de Martin McDonagh (Londres, 1970), quien ganó un Oscar al mejor cortometraje en 2006 y luego hizo las comedias oscuras Escondidos en Brujas (2008) y Siete psicópatas (2012), no podría tener un mejor comienzo: Mildred (Frances McDormand), una mujer de mediana edad de Missouri, contrata tres inmensos carteles abandonados al costado del camino de acceso a su pueblo (Ebbing, nombre ficticio) para enviar un claro mensaje a la autoridad policial local.

Los mensajes están dirigidos al jefe Willoughby (Woody Harrelson), quien a su entender es el máximo responsable de la inoperancia policial en la investigación del crimen y violación de su hija Angela, siete meses atrás. Lo que Mildred pretende hacer (y lo logra rápidamente) es llamar la atención no sólo de la policía sino de sus vecinos y de los medios, como forma de ejercer presión pública para que el crimen se resuelva y se halle al o los responsables. Pero no todo sale como Mildred ni el espectador se lo esperan.

Esta es la tercera película del guionista y director inglés Martin McDonagh genera más preguntas que respuestas, o -mejor- propone y deja abiertas unas cuentas ideas (todas inquietantes) sobre el estado de las cosas en la sociedad contemporánea para que sea el propio espectador el que las mastique, las elabore y saque sus propias conclusiones. Toda una audacia en un cine políticamente correcto y predigerido que suele apelar a la moraleja subrayada y la demagogia tranquilizadora.

 

“3 Anuncios por un crimen” se estrena este jueves 22 en Guatemala, solo en cines

Compartir