“Si lloras, te mato”

Durante el conflicto armado interno de Guatemala, Alma y sus dos hijos son asesinados bajo las palabras “Si lloras, te mato”. Pasados 30 años, el tribunal abre una causa penal contra Enrique Monteverde, quien estuvo al frente del genocidio, pero es absuelto cuando el juicio se declara nulo. La población se levanta en ira contra la sentencia, y el espíritu de Alma se despierta buscando justicia. En las noches, Enrique comienza a oír llantos, pero no sospecha de su nueva ama de llaves.

Redacción/elTimes

En 2013, el general y antiguo presidente Efraín Ríos Montt fue condenado por genocidio y crímenes contra la humanidad, dos semanas después, la sentencia fue revocada por un error de procedimiento.

Este hombre es la inspiración del personaje de Enrique Monteverde (Julio Díaz), un general retirado a quien vemos junto a su mujer, Carmen (Margarita Kénefic), y su hija Natalia (Sabrina De La Hoz), escuchando, con descaro y confianza en sí mismo, los terribles testimonios de mujeres que sufrieron la violencia de los soldados que estaban a sus órdenes.

La mayor parte del filme se desarrolla en la lujosa residencia del general. El director, Jayro Bustamante agradeció a la embajador de Francia en Guatemala, por facilitar su residencia para llevar a cabo la producción, donde los personajes están atrapados, además el cerco en torno a ellos se va cerrando cada vez más. De día, los cánticos de protesta que vienen de la calle resuenan sin cesar; de noche, los gritos de una mujer atormentan a Enrique, mientras Carmen, que siempre le ha defendido, empieza a tener pesadillas reveladoras, y su hija Natalia se hace cada vez más preguntas.

El espíritu de La Llorona, el personaje de la leyenda tradicional latinoamericana, levita por la casa buscando justicia, mientras que la llegada de una nueva empleada de cabello largo y negro, Alma (María Mercedes Coroy), cuya función es ayudar a Valeriana, la ama de casa desde hace muchos años, desembocará en una serie de acontecimientos inexplicables.

En una escalada cada vez más sobrenatural de los acontecimientos, hasta los rostros de los manifestantes empiezan a cambiar, los gritos se hacen más fuertes, hasta que todo vuelve a su lugar.

El trabajo de sonido es extraordinario. A medida que sube la temperatura emocional, se desvanece la aparente impasividad que los personajes mostraban al principio de la película. Bustamante ha elegido abordar este episodio atroz de la historia guatemalteca a través del género, con una cinta que roza el terror; y es que, en definitiva, el terror es lo que reside en el centro de la cuestión. El cineasta imagina, no obstante, una nueva conclusión para esta historia.

 

La película se estrenará en todos los cines de Guatemala el 12 de marzo.

Dirigida por Jayro Bustamante, ha creado expectativa a nivel nacional e internacional desde su estreno mundial el 30 de agosto en la 76 Mostra Internazionale d’Arte Cinematografica en Venecia, Italia. También se proyectó en el Festival de Sundance.

 

Compartir